Español
El texto dice: “Les ofrecemos información y asesoramiento, y ellos deciden qué es lo mejor para ellos”. - John Scribner, Director del programa StartSmart de CEI. A la derecha hay una imagen de un hombre que trabaja en una mesa de cocina llena de recipientes grandes y pequeños.
Small Business
February 11, 2020

Mostrar respeto por sus orígenes

Coastal Enterprises, Inc. es un ejemplo de cómo el apoyo del programa Diverse Community Capital (Capital para Comunidades Diversas) de Wells Fargo puede brindar oportunidades económicas a las poblaciones desfavorecidas.

Editor’s note: An English-language version of this story is also available.

El sueño americano —que se arraiga en la lucha y da como resultado logros que benefician a comunidades enteras— sigue haciéndose realidad para inmigrantes como Adrián Espinoza García y Mariama Jallow. García, originario de Bolivia, y Jallow, quien nació en Gambia, son nuevos propietarios de empresas en Portland, Maine.

Coastal Enterprises, Inc., o CEI, desempeñó un papel importante en la trayectoria de García y Jallow. CEI es una Institución Financiera para el Desarrollo Comunitario, o CDFI (por sus siglas en inglés), una de 95 en EE. UU. que participa en el programa Diverse Community Capital (Capital para Comunidades Diversas), o DCC, de Wells Fargo Works for Small Business (en inglés). 

A través de las organizaciones como CEI que se centran en las necesidades específicas de sus localidades, Wells Fargo proporciona $175 millones en capital para subvenciones y de deuda a los propietarios de pequeñas empresas de segmentos diversos a fin de activar el crecimiento económico y la creación de empleos. El programa DCC de Wells Fargo, que se inició en 2015, empodera a los propietarios de empresas de segmentos subrepresentados en EE. UU., como personas de color, inmigrantes, veteranos, la comunidad LGBTQ, personas con discapacidades, entre otros. Hasta la fecha, el programa ha proporcionado 16,000 préstamos y 322,000 horas de capacitación con la inversión de Wells Fargo, lo que generó 103,000 empleos en pequeñas empresas en todo el país.

“Las pequeñas empresas son el corazón de las comunidades. Por eso nos asociamos con las CDFI para la creación de empleo y su crecimiento de forma significativa”, señaló Connie Smith, Gerente del Programa de DCC de Wells Fargo. “Las CDFI pueden ofrecerles asistencia técnica además del capital para préstamos”.

Este mes, Wells Fargo anunció una ronda de financiamiento para el programa DCC, lo cual ayudará a crear o a mantener 50,000 empleos en las pequeñas empresas de segmentos diversos en todo el país por medio de su asociación con siete CDFI.

El programa amplifica continuamente esfuerzos como los que tiene en marcha CEI en Maine, donde se han hecho realidad oportunidades económicas para aproximadamente 500 empresas propiedad de inmigrantes, incluidos el salón de belleza de Jallow y Empanada Club de García.

Descifrar la complejidad de las iniciativas empresariales en Estados Unidos

Mientras crecía en Gambia, Mariama Jallow observaba cómo su madre comenzaba cada día con un viaje de ida y vuelta de seis millas para llevar cuatro galones de leche en la cabeza al mercado a fin de venderla. Esto ayudaba a mantener a su familia. Después, su madre abrió una pequeña tienda de comestibles, donde Mariama trabajaba junto a ella y aprendía a dirigir la empresa. 

“Mi madre era un modelo a seguir para mí”, dijo Jallow, ahora residente de Portland, Maine. “No era el tipo de persona que esperaba a que otros hicieran cosas por ella. Ver el éxito que alcanzó mi madre después de enfrentar tantas dificultades para alimentar a su familia fue una gran motivación para mí”.

Jallow emigró a Estados Unidos en 2012 con la energía y las habilidades para continuar su carrera como comerciante. CEI la apoyó al inicio del proceso ayudándola a descifrar la complejidad de las iniciativas empresariales.

“Definitivamente es difícil poner en marcha una empresa cuando vienes de otro país”, indicó Jallow. “No sabes por dónde empezar. Nada es igual”.

Portland tiene una población inmigrante pequeña, pero que está creciendo rápidamente. CEI, con oficinas en todo el estado, se enfoca en proporcionar asistencia técnica y asesoría a inmigrantes recién llegados, como Jallow.

Un hombre con un chaleco verde oliva aparece sentado en una mesa de conferencias frente a otro hombre con un suéter azul. Hay papeles y un teléfono celular sobre la mesa.
John Scribner, de CEI, proporciona asesoramiento a un empresario.
“Los inmigrantes llegan a EE. UU. con diferentes niveles de experiencia empresarial. Algunos de ellos son empresarios que alcanzaron mucho éxito en su país de origen. Sin embargo, cuando llegan a EE. UU., muchos tienen dificultades con acceso al capital y terminan con empleos sin futuro o muy básicos, de nivel inicial. Pero en realidad son empresarios”. — John Scribner, Director del programa StartSmart de CEI

Jallow trabajó directamente con John Scribner, Director del programa StartSmart de CEI, que ofrece conocimientos especializados sobre todos los temas, desde planificación de empresas y solicitud de préstamos, hasta contabilidad y seguros.

“Aún hoy en día, cada vez que me siento y pienso: ‘Estoy estresada, no puedo hacerlo’, voy a CEI, y siempre me dicen que sí puedo”, señaló Jallow. “John (Scribner) incluso viene a verme. Eso es algo muy importante. Me ha sido de gran ayuda”.

Scribner dijo que su estrategia se trata de satisfacer las necesidades de cada persona.

“Los inmigrantes llegan a EE. UU. con diferentes niveles de experiencia empresarial”, indicó Scribner. “Algunos de ellos son empresarios que alcanzaron mucho éxito en su país de origen. Sin embargo, cuando llegan a EE. UU., muchos tienen dificultades con acceso al capital y terminan con empleos sin futuro o muy básicos, de nivel inicial. Pero en realidad son empresarios.

“Lo que hacemos en CEI es mostrar respeto por las habilidades que cada empresario trae”, continuó Scribner. “Les ofrecemos información y asesoramiento, y ellos deciden qué es lo mejor para ellos”. 

Las necesidades interconectadas de una comunidad

Jallow imaginó abrir una tienda de productos de peluquería y un salón de trenzado de cabello que daría solución a una necesidad de interconexión entre servicios de peluquería y oportunidades de empleo.

“La falta de disponibilidad de productos de peluquería y las opciones de servicios de estilista eran un problema para los inmigrantes africanos en Portland”, dijo Jallow. Entre los muchos desafíos de vivir en un clima nuevo y mucho más frío, muchos tuvieron dificultades para encontrar lo que necesitaban para mantener el cabello saludable.

Jallow planeaba emplear a cosmetólogos y a inmigrantes africanos expertos en trenzado de cabello, un popular peinado protector. Su plan llegó a un punto crítico cuando descubrió que una ley en Maine le prohibía emplear a personas para trenzar cabello sin licencia de cosmetología.

“Estos requisitos crearon limitaciones para ganarse un salario adecuado para las personas que trenzaban el cabello de forma profesional”, señaló Jallow. “Solo podían trenzar el cabello en su casa porque eso no requería que tomaran cursos para aprender inglés”. 

(see attachment)

Scribner y CEI ayudaron a Jallow a mejorar la situación abogando por un cambio en la ley. Ella testificó ante la asamblea legislativa estatal, lo que dio lugar a un proyecto de ley que permite trenzar el cabello sin una licencia de cosmetología.

“El hecho de que Jallow apareciera en persona para hablar con la asamblea legislativa fue probablemente el factor decisivo para que la legislación se aprobara tan fácilmente”, dijo Scribner.

El resultado se alineó perfectamente con la misión de CEI de hacer crecer una economía que funcione para todos.

“En un momento en el que la actitud hacia los inmigrantes no siempre es positiva, el hecho de que la gente vea que el sueño americano se hace realidad a través de estas nuevas empresas para el público general ayuda a romper barreras”, indicó Scribner. 

El salón y tienda de Jallow, Mariama’s Beauty Supply, ha prestado servicios en Portland desde 2016 como la primera tienda local dedicada exclusivamente a la venta de productos y servicios para el cabello africano.

El salón y la tienda han beneficiado a la comunidad como lugar de reuniones donde los inmigrantes de todas partes de África puedan conectarse y relajarse. Jallow recientemente calificó para un préstamo de CEI para capital de trabajo.

“Las personas a veces me preguntan: ‘¿Quién es Mariama? ¿A quién debe su nombre la tienda?" dijo Jallow. “Y cuando les digo que a mí, les parece fantástico. Me dicen: ‘Definitivamente eres un modelo a seguir para nosotros, y nos muestras que todo es posible’”.

“Espero que otras personas puedan contar con CEI por muchos años más”, afirmó Jallow.

Topics:
outbrain