Español
Dos personas con mascarillas, protectores faciales y guantes están de pie en el pasillo y le pasan una bolsa y contenedores a alguien que está detrás de una puerta abierta. En la esquina superior izquierda, dice: Actualización sobre la COVID-19.
Una subvención de Wells Fargo ha ayudado a los miembros del personal —como Tim Thorman y Alyssa Sajady— de People Serving People, el mayor refugio para familias y niños sin hogar en la región de Minneapolis, a atender a sus clientes rápidamente. Algunos de ellos se están quedando en un hotel de cuarentena, fuera de la organización.
Photo: People Serving People
Volunteering & Giving
August 3, 2020

‘Escuchamos las necesidades de las organizaciones sin fines de lucro’

A fin de proporcionar alivio rápido por la COVID-19, Wells Fargo simplificó el otorgamiento de subvenciones para llegar a más de 4,400 organizaciones sin fines de lucro en los 50 estados y en 23 países.

Editor’s note: An English-language version of this story is also available.

A medida que la COVID-19 se propagaba por el mundo, las comunidades en todas partes de repente se vieron en la necesidad de alimentos, paquetes de pruebas de detección, servicios de cuidado de niños para los trabajadores de primera línea, equipos de protección personal, viviendas de transición y apoyo para las pequeñas empresas, como Healing Cuts SF, una barbería en San Francisco, California.

“Dediqué literalmente toda mi vida a esta empresa”, dijo Ismael De Luna, propietario de Healing Cuts SF. “Abrir una empresa por unos meses y luego enfrentar una pandemia; me quedé sin palabras. Es difícil, pero todavía tengo la esperanza de sobrevivir esto”.

De Luna ha recibido apoyo para navegar por los recursos para pequeñas empresas del San Francisco Lesbian Gay Bisexual Transgender Community Center (en inglés), que recibió una subvención de $30,000 de Wells Fargo con el propósito de apoyar a sus clientes durante la pandemia de la COVID-19.

Para ayudar a las comunidades donde presta servicios, Wells Fargo anunció en marzo que redirigiría $175 millones de financiamiento filantrópico local para acelerar las iniciativas de alivio por la COVID-19. Desde entonces, la compañía ha trabajado para simplificar el otorgamiento de subvenciones y ofreció financiamiento flexible a más de 4,400 organizaciones sin fines de lucro en los 50 estados y en 23 países.

“Esta pandemia es un acontecimiento que ocurre una vez en la vida”, indicó Molly Porter, Líder de Filantropía Corporativa de Wells Fargo. “Cuando ofrecimos lo que parecía ser una idea radical, readaptar nuestros presupuestos de donaciones para los mercados locales para el alivio por la COVID-19 e intentar acelerar la mayor parte de las donaciones para junio, los líderes respondieron con entusiasmo desde el principio. Realmente hubo un consenso entre los líderes a todos los niveles de que esto era lo que se debía hacer por las comunidades y, particularmente, para las más vulnerables. A medida que apoyamos las necesidades causadas por la COVID-19, continuamos priorizando las necesidades que afectan a las personas en las áreas de las pequeñas empresas, el bienestar financiero y la vivienda. Las tres áreas son fundamentales para la recuperación por la COVID-19”.

‘Ese fue un gran cambio’

La decisión de modificar la estrategia filantrópica comenzó a fines de febrero, cuando Porter y otro Líder de Filantropía Corporativa, Aldustus Jordan, se dieron cuenta de que la COVID-19 iba a ser el problema único para la definición de las necesidades en 2020. Y como escuchaban que las organizaciones sin fines de lucro necesitaban financiamiento para los gastos operativos generales a fin de ayudar a satisfacer la creciente demanda de servicios —en lugar de subvenciones para un programa específico—, también decidieron permitir que las organizaciones utilizaran el dinero para satisfacer mejor sus necesidades cambiantes.

Con un termómetro en la mano, una niña toma la temperatura del koala de peluche mientras lo mira.
Ava mide la temperatura de su koala en el aula para la educación de People Serving People. Cada vez que ella y otros niños entran al aula, se les mide la temperatura.
Photo: People Serving People

Por lo general, las organizaciones sin fines de lucro solicitan subvenciones de Wells Fargo, y los consejos de donaciones, que son dirigidos por miembros del equipo de Community Relations (Relaciones Comunitarias) de Wells Fargo y están compuestos por los líderes de las líneas de negocios, se reúnen trimestral o bimestralmente para tomar decisiones sobre las organizaciones que recibirán el financiamiento por medio de subvenciones, dijo Jordan. Sin embargo, para ofrecer alivio rápido por la COVID-19, muchos de los diferentes líderes comenzaron a reunirse de forma virtual y a aprobar el financiamiento semanalmente. Los consejos también priorizaron a los beneficiarios existentes, para los que la debida diligencia ya estaba terminada, como una forma de ayudar a ampliar los servicios en la comunidad y expandir el trabajo que ya tenía un impacto positivo, añadió.

“A partir de las observaciones y conversaciones con las organizaciones sin fines de lucro, reconocimos desde el principio lo afectadas que estaban”, dijo Jordan. “Decidimos distribuir el 75% de nuestras donaciones al final del segundo trimestre y el 25%, al final del tercer trimestre. La disposición de cambiar nuestro proceso durante el tiempo de crisis era fundamental. Dijimos: ‘No podemos esperar hasta la reunión trimestral porque la necesidad es inmensa. Queríamos utilizar al máximo nuestra capacidad de responder’. Ese fue un gran cambio. Lo importante fue que atendiéramos las necesidades de las organizaciones sin fines de lucro. En muchos casos, éramos los primeros en proporcionar financiamiento para el alivio por la COVID-19”.

‘Enfrentamos estos gastos grandes rápidamente’

Ese financiamiento acelerado permitió a Billings Clinic (en inglés), el mayor proveedor de atención médica en Montana, establecer rápidamente y de forma temporal el cuidado diurno gratis para los niños de los trabajadores de primera línea. El 15 de marzo, Dianna Linder, Directora de Subvenciones y Desarrollo de Programas de Billings Clinic, recibió una llamada del Presidente de la fundación de la clínica sobre el cierre de los centros de cuidado diurno y las escuelas en todo el estado el día siguiente y lo que esto significaría para los proveedores de atención médica con hijos.

A la mañana siguiente, habían organizado un centro temporal de cuidado diurno para 12 niños en la Biblioteca Pública de Billings, atendido por empleados de atención médica no clínicos y que se estableció con la orientación y apoyo de los funcionarios estatales. Luego comenzaron a permitir que asistieran los niños de otros trabajadores de primera línea, incluidos los de otros proveedores de atención médica e intervinientes en casos de emergencia. En el transcurso de una semana atendían alrededor de 50 a 60 niños al día.

“No somos una empresa de cuidado diurno, pero teníamos que apoyar a nuestros trabajadores de atención médica porque ellos mantienen la seguridad de nuestra comunidad”, señaló Linder.

Una subvención de $30,000 de Wells Fargo permitió a Billings Clinic establecer el centro de cuidado diurno, que operó hasta fines de mayo. La subvención también se utilizó para establecer rápidamente visitas virtuales, y fabricar batas quirúrgicas y la “Mascarilla de Montana”, diseñada por un médico local, un dentista local y otros en la comunidad a fin de satisfacer las necesidades de equipos de protección personal.

“Wells Fargo fue muy receptivo durante el proceso de aprobación de la subvención y otorgamiento del financiamiento”, señaló Linder. “Esto fue importante porque enfrentamos estos gastos grandes rápidamente”.

‘Estamos en una situación de crisis’

People Serving People (en inglés), el mayor refugio para familias y niños sin hogar y líder en la prevención de la falta de vivienda en la región de Minneapolis, también ha experimentado un aumento en los gastos y una disminución en las donaciones, indicó el Miembro de la Junta Directiva y ex Director Ejecutivo (CEO), Daniel Gumnit. Y la organización no ha podido contar con sus aproximadamente 6,000 voluntarios, incluidos alrededor de 1,000 empleados de Wells Fargo, para ayudar a atender a sus clientes.

“La pandemia de la COVID-19 ha tenido un impacto profundo sobre nuestra organización”, dijo Gumnit. “No creo que haya un programa o una actividad que no haya sido afectado”.

Una mujer está de pie en frente de bolsas de papel alineadas. Lleva una máscara y guantes, y mira hacia abajo mientras sostiene una naranja sobre una bolsa. Detrás de ella, hay una caja de plástico con naranjas.
Jessica Hardeman y otros miembros del personal de People Serving People ahora están empacando comidas para sus clientes, en vez de servirlas en el salón comedor.
Photo: People Serving People

En respuesta a la pandemia, la organización ha expandido los esfuerzos de higiene, ha adquirido equipos de protección, ha comprado bandejas y utensilios compostables, y también alimentos para compensar la disminución en las donaciones. La organización recibió una subvención de $56,000 de Wells Fargo para ayudar con estos esfuerzos y organizó una campaña de contribuciones paralelas, que básicamente duplicó la donación para cubrir los gastos inesperados, dijo Gumnit.

“El proceso de financiamiento rápido y flexible fue un alivio que aceptamos con agradecimiento”, indicó Gumnit. “Estamos en una situación de crisis. Para nosotros, concentrarnos en la seguridad de los clientes y del personal, en lugar de una larga solicitud, es lo que marcó la diferencia”.

‘El apoyo ha sido sumamente útil’

Ese financiamiento también ha ayudado al San Francisco LGBT Center a cambiar de dirección mientras sigue atendiendo a sus clientes y les conecta con oportunidades, recursos y entre sí. El centro ofrece más de 200 programas en áreas como el desarrollo económico, donde se observa un aumento en la demanda de las pequeñas empresas, las personas que buscan trabajo, y las personas y familias que experimentan estrés financiero, afirmó Rebecca Rolfe, Directora Ejecutiva.

Gracias a una subvención de $30,000 de Wells Fargo para la operación en general, el centro ahora ofrece casi todos sus servicios de forma remota y ha agregado nuevos programas, como uno por Internet para compartir semanalmente los recursos para pequeñas empresas y uno para abordar la inseguridad alimentaria con tarjetas de regalo para alimentos.

“Operamos en un edificio de 35,000 pies cuadrados, por lo tanto, hacer que las personas cambien al trabajo en remoto no ha sido un proceso sencillo”, dijo Rolfe. “El apoyo de Wells Fargo ha sido útil para realizar esos cambios, y realizarlos lo antes posible”.

La subvención también está ayudando a equilibrar los costos después de que el centro tuvo que cancelar su evento anual de recaudación de fondos. “El apoyo ha sido sumamente útil para nosotros porque no hemos generado ingresos”, dijo Rolfe. “También es muy útil tener flexibilidad para gastar esos recursos y no estar atados a los resultados por entregar como parte de la subvención ya que es difícil predecirlos”.

De Luna está agradecido por el apoyo que ofrece el centro. Después de descubrir el centro hace seis años, pasó de no tener hogar a dirigir su propia empresa. Abrió Healing Cuts SF en el otoño de 2019 y ha disfrutado de formar parte de la comunidad, incluso ofreciendo cortes de cabello gratis a personas con discapacidades. Sin embargo, cuando la pandemia se propagó, De Luna cerró su tienda y no la ha vuelto a abrir desde entonces.

SF LGBT Center ha proporcionado a De Luna la información sobre la moratoria de la ciudad para el arrendamiento comercial y le ayudó a solicitar préstamos y subvenciones. “LGBT Center me ha apoyado a través de la pandemia y me ha guiado de la mano para averiguar qué tipo de ayuda existe”, dijo De Luna. “Mi futuro es incierto. Espero que Wells Fargo y SF LGBT Center puedan ayudarme a sobrevivir esto”.

El exterior de un edificio de Wells Fargo tiene palabras “Wells Fargo responde a la COVID-19” en la parte izquierda.

Estamos tomando medidas todos los días para apoyar a nuestros empleados, clientes y comunidades durante estos momentos difíciles. Lea sobre qué medidas estamos tomando, cómo estamos ayudando a las pequeñas empresas, cómo realizar operaciones bancarias desde la seguridad de su casa y más. Explore la serie >

Topics:
outbrain