Wells Fargo Logo
Wells Fargo Logo
Aficionados al cine hacen fila fuera de la sucursal más reciente de Maya Cinemas en North Las Vegas.
La sexta y más reciente sucursal de Maya Cinemas se inauguró en North Las Vegas en enero del 2019.

En cartelera: Los transformers (del vecindario)

A medida que Maya Cinemas expande su esfuerzo para ayudar a revitalizar los barrios latinos, la compañía continúa aprovechando los beneficios de financiamiento de los créditos fiscales para los nuevos mercados.

Editor’s note: An English-language version of this story is also available.


¿Qué le sucede a un vecindario desfavorecido y de bajos ingresos cuando llega un complejo de cines de casi 70,000 pies cuadrados? De acuerdo con Moctesuma Esparza, fundador de Maya Cinemas (en inglés), la respuesta es un efecto en cascada de nuevos trabajos, crecimiento económico, revitalización del vecindario y un sentido de comunidad fortalecido.

El alcalde John Jay Lee, Moctesuma Esparza, Jeremy Welman, Isaac Barron y Pamela Goynes-Brown cortan la cinta en la sucursal de Maya Cinemas en North Las Vegas. (2:48)

“Las películas acercan a la gente”, dijo Esparza. “Pero para los vecindarios desfavorecidos —especialmente los vecindarios latinos— las salas de cine locales casi que han desaparecido, dejando un vacío en lo que alguna vez fue una experiencia comunal maravillosa”.

Esparza —estadounidense de origen mexicano y productor de la película de Robert Redford The Milagro Beanfield War y de la película biográfica Selena protagonizada por Jennifer Lopez— inauguró Maya Cinemas en el 2000, con el objetivo de regresar la vivencia del cine a las comunidades latinas.

Su visión se hizo realidad cuando Maya Cinemas abrió sus puertas en su primera localidad en Salinas, California, en el 2005. El proyecto del estreno fue financiado por el grupo Wells Fargo Community Lending & Investment (Inversiones y Préstamos Comunitarios de Wells Fargo) mediante una combinación de créditos fiscales para los nuevos mercados (en inglés) y financiamiento provisto por el banco.

Ahora, después de más de doce años y seis cines, Maya Cinemas se ha expandido fuera de California por primera vez, abriendo su nueva sucursal en North Las Vegas en enero del 2019. La compañía acudió nuevamente a Wells Fargo a fin de conseguir los préstamos y el capital necesarios para financiar el complejo de cines de 14 salas y 67,000 pies cuadrados que eventualmente albergará restaurantes y establecimientos minoristas.

De pie frente a la entrada de la sala de cine de Maya Cinemas, Moctesuma Esparza lleva puestos un traje azul y una corbata de color rojo oscuro.
El productor de cine Moctesuma Esparza puso en marcha Maya Cinemas para abordar la falta de salas de cine y proporcionar el desarrollo económico en los vecindarios latinos.

“Como ancla empresarial catalítica, Maya Cinemas juega un papel importante en la revitalización de sus propiedades y áreas circundantes”, señaló Esparza. “El teatro atrae gente al lugar, lo que genera un mercado para otras empresas y la base para el crecimiento sostenible de la comunidad”.

A medida que se arraiga en cada una de las nuevas comunidades en donde presta sus servicios, Maya Cinemas no solo trae trabajos y oportunidades laborales a los residentes locales —emplea a más de 350 personas en las seis sucursales— sino que también presenta películas con subtítulos abiertos para personas con problemas de audición, mensualmente da entradas de cine gratuitas a menores con necesidades especiales, y ofrece películas con descuento para personas de la tercera edad. Cada año, Maya Cinemas también otorga becas monetarias a estudiantes de escuela secundaria locales (en inglés) y organiza festivales de cine en donde los aspirantes a cineastas pueden mostrar su trabajo.

“En los viejos tiempos, el cine local era este lugar mágico donde las comunidades venían a reunirse y a disfrutar”, comentó Esparza. “Es en eso en lo que nos enfocamos con cada sucursal de Maya Cinemas, en acercar a la gente”.

Cómo los créditos fiscales ayudan a revitalizar las comunidades con dificultades económicas

Mientras que los programas de vivienda a precio asequible son fundamentales para ofrecer opciones residenciales seguras y accesibles en vecindarios de ingresos bajos, usualmente se desarrollan en localidades donde no hay suficientes trabajos disponibles, donde el transporte público es limitado, y donde hacen falta o no existen lugares como tiendas de comestibles frescos y entretenimiento para las familias.

Para ayudar a mejorar estas condiciones, el programa de Créditos Fiscales para los Nuevos Mercados del Tesoro de EE. UU. incentiva la inversión empresarial y de bienes raíces en estas comunidades de bajos ingresos por medio del crédito fiscal federal.

“En los viejos tiempos, el cine local era este lugar mágico donde las comunidades venían a reunirse y a disfrutar. Es en eso en lo que nos enfocamos con cada sucursal de Maya Cinemas, en acercar a la gente”.

— Moctesuma Esparza

“Aunque la localidad es un factor para que una compañía califique para recibir créditos fiscales para los nuevos mercados, demostrar un compromiso por mejorar las vidas de las personas que viven en estas comunidades desfavorecidas es lo que con frecuencia diferencia a los proyectos que se eligen dentro de lo que puede ser un proceso muy competitivo”, dijo Tracy Burton del grupo Wells Fargo Community Lending & Investment (Inversiones y Préstamos Comunitarios de Wells Fargo). “Maya Cinemas se distingue por un enfoque impulsado por su misión, específicamente la forma de tratar a sus empleados, contratando residentes locales, ofreciendo beneficios para sus empleados como atención médica y jubilación, y proporcionando oportunidades para el progreso profesional”.

Un niño se reclina en su asiento mientras ve una película y come palomitas de maíz.
Erick Flores, de 10 años, disfruta de una de las primeras películas que se presentan en la nueva sucursal de Maya Cinemas en North Las Vegas.

Los créditos fiscales para los nuevos mercados han demostrado ser una herramienta de financiamiento fundamental para Maya Cinemas, indicó Burton, especialmente para cubrir los déficits en los costos de desarrollo de proyectos, lo cual hubiera podido impedirle a Esparza realizar su sueño de abrir salas de cine para impulsar la revitalización económica de los vecindarios latinos.

La compañía no está sola: entre el 2003 y el 2015 (en inglés), se realizaron inversiones directas de créditos fiscales para los nuevos mercados de $42 mil millones en empresas y proyectos de revitalización en comunidades estadounidenses con altas tasas de pobreza y desempleo, lo que ayudó a generar más de un millón de empleos.

Además de los proyectos de desarrollo de bienes raíces de mayor escala y de alto impacto como Maya Cinemas, Wells Fargo también utiliza los créditos fiscales para los nuevos mercados para promover proyectos menores enfocados en la comunidad —entre otros, guarderías, clínicas de atención médica y centros de arte comunitarios— garantizar financiamiento y brindar servicios de alta necesidad a los vecindarios de bajos ingresos.

“Para las empresas más pequeñas o más nuevas que califican, Wells Fargo puede ofrecer un crédito fiscal que las ayude a lo largo del camino; esto hace que con frecuencia se lleve a cabo un proyecto que de otra manera no hubiera sido posible”, dijo Burton. “Un caso ideal para nosotros con respecto a las ofertas para los nuevos mercados —cuando intentamos ayudar a despegar a una compañía o concepto— es que la próxima vez que necesiten acceder a capital, califiquen para financiamiento tradicional”.

Contributors: Kathleen Llewellyn
Topics:
outbrain