Wells Fargo Logo
Wells Fargo Logo
Toncé Jackson
Toncé Jackson es una de las personas que se beneficiará de una Subvención para la Capacidad Financiera de Wells Fargo otorgada recientemente.

Un compromiso de $3.5 millones para aumentar la capacidad financiera

El nuevoprograma de Subvencionespara la CapacidadFinanciera de Wells Fargo ayudará a dos organizaciones sin fines de lucro a proporcionarprogramas de fortalecimientofinanciero a los residentes en sus comunidades.

March 23, 2018
Amanda Halbersma

Editor’s note: An English-language version of this story is also available.


Hace cuatro años, Toncé Jackson tenía dificultades. Estaba en la cárcel del condado de Cook en Chicago por cuarta vez, luchaba contra el abuso de sustancias, no tenía trabajo, había alcanzado un nivel limitado de educación, tenía un mal crédito y estaba agobiada por las deudas: ni siquiera tenía una cuenta bancaria. Atrapada en un ciclo doloroso que estaba destruyendo a su familia, tomó la decisión de cambiar.

“Quería empezar mi vida de cero”, dijo Jackson. “Solo necesitaba un poco de ayuda para empezar”.

El programa de Subvención para la Capacidad Financiera de Wells Fargo se centra en ayudar a las personas como Jackson, quienes están atravesando desafíos económicos desestabilizadores. Desde sus comienzos en 2017, las subvenciones del programa ayudan a las personas de diversas poblaciones con mínimo acceso a los servicios bancarios al conectarlos con la ayuda para personas sin recursos y capacitación financiera.

El programa recientemente ha otorgado $3.5 millones a dos organizaciones sin fines de lucro con programas de capacidad financiera detallados y enfocados: Local Initiatives Support Corporation (LISC) y el fondo Cities for Financial Empowerment (CFE) Fund.

Poner al fortalecimiento financiero en primer plano

Las subvenciones de Wells Fargo proporcionarán financiamiento por $1 millón para el fondo CFE Fund y por $2.5 millones para los programas de capacidad financiera de LISC en un total de 25 ciudades y regiones de los EE. UU. durante tres años.

“Todas las ciudades con las que trabajamos demostraron que están intentando hacer que el fortalecimiento financiero esté en primer plano en el trabajo que pueden hacer”, dijo Tamara Lindsay, directora del fondo CFE Fund. “La visión a largo plazo es crear una sede permanente para este trabajo a fin de ayudar a asegurar que sea sustentable”.

Los líderes de la ciudad colaboran con los socios del fondo CFE Fund para abrir Centros de Fortalecimiento Financiero (FEC, por sus siglas en inglés) para sus residentes. En los FEC, los asesores capacitados profesionalmente ayudan a los consumidores con ingresos bajos y moderados a administrar sus finanzas, pagar sus deudas, aumentar sus ahorros, establecer y aumentar el crédito, y acceder a productos generales bancarios seguros y asequibles. El modelo de FEC integra el asesoramiento con otros servicios sociales, lo que incluye la prevención de problemas de vivienda y ejecución hipotecaria, el desarrollo de la fuerza laboral, la reinserción de prisioneros, el acceso a beneficios, los servicios contra la violencia doméstica, y más. Probados por primera vez en la ciudad de Nueva York a cargo del alcalde Michael R. Bloomberg en 2008, los FEC son un éxito comprobado: alrededor de 80.000 consumidores han reducido su deuda individual casi $94 millones y aumentaron los ahorros de sus familias alrededor de $12 millones. Una reciente evaluación del fondo CFE Fund demostró que este programa funciona incluso para los residentes con ingresos muy bajos y con desafíos financieros complejos.

“Ofrecer asesoramiento financiero como servicio público, a través de los gobiernos locales, ayuda a estabilizar a las familias y comunidades que tienen dificultades. Los líderes locales saben la importancia que tiene ayudar a las familias y a los vecindarios a desarrollar una estabilidad financiera y a utilizar mejor los servicios sociales”, dijo Jonathan Mintz, presidente y director ejecutivo (CEO) del fondo CFE Fund.

La subvención de Wells Fargo para LISC fortalecerá y expandirá el modelo de Centro de Oportunidad Financiera (FOC, por sus siglas en inglés) a través de 15 mercados objetivo. Al trabajar con organizaciones sin fines de lucro locales en todo el país desde 2006, los FOC ofrecen servicios que comprenden el empleo y el asesoramiento profesional, la educación y orientación financiera personalizada, y conectan a las personas con productos financieros de bajo costo que ayudan a aumentar crédito, ahorros y activos. Los Centros de Oportunidad Financiera también tienen un componente de educación compensatoria que les proporciona a los participantes las habilidades matemáticas y de lectura fundamentales que necesitan para ingresar en programas de capacitación laboral que pueden derivar en carreras con un salario mínimo más alto.

“El talento prometedor existe en todas nuestras comunidades, y tenemos que invertir para ayudar a las personas a desarrollar todo su potencial. Es aquí donde aparecen los Centros de Oportunidad Financiera”, mencionó el director ejecutivo (CEO) de LISC, Maurice A. Jones. “Al conectar a las personas con las herramientas que necesitan, pueden competir para obtener puestos de trabajo de calidad que los empleadores deben ocupar para innovar y crecer. Podrán ganar más, ahorrar más y acceder a oportunidades que cambiarán sus vidas y las de sus familias”.

“He comenzado mi vida de cero”

Durante una conversación con su oficial de libertad condicional, Jackson se enteró de un Centro de Oportunidad Financiera local ubicado en Jane Addams Resource Corporation de Chicago, un centro de recursos comunitarios local sin fines de lucro. El centro ayudó a Jackson a encontrar oportunidades educativas adicionales y la hizo ingresar en un programa de colocación laboral. Después de haber conseguido con éxito un trabajo de soldadora, Jackson continuó recibiendo asesoramiento de un asesor financiero. Creó un presupuesto, redujo sus deudas médicas y estableció crédito.

Mike Rizer, director de Relaciones Comunitarias de Wells Fargo, dijo que los resultados como los de Jackson son la meta.

“Estamos muy entusiasmados por estar trabajando para ayudar a construir comunidades sólidas y fuertes al mejorar la capacidad financiera de las familias estadounidenses”, afirmó Rizer. “Tomamos muy en serio nuestra responsabilidad con las comunidades a las que prestamos servicio y, con la ayuda de organizaciones como LISC y el fondo CFE Fund, continuaremos invirtiendo en programas basados en la comunidad que aborden las necesidades fundamentales a nivel local”.

Ahora, sin adicciones y libre de deudas, y con una puntuación de crédito sólida y un camino hacia una carrera laboral, Jackson afirmó que una de las claves para su transformación fue tener un plan financiero.

“Estoy muy enfocada ahora que empecé mi vida de nuevo”, dijo. “Quiero dar lo mejor de mí. Por eso, cueste lo que cueste, le digo a mi asesor: “¡Anótame!”

El Programa de Subvenciones para la Capacidad Financeria de Wells Fargo afectara a ciudades de todo el territorio de los Estados Unidos.
Tags:
outbrain