Español
Una línea de personas con camisetas negras con el logotipo de Akorbi frente a edificios en una calle en Colombia. Las mujeres jóvenes aparecen en primer plano.
Miembros del Equipo de Operaciones de Akorbi en Colombia.
Una línea de personas con camisetas negras con el logotipo de Akorbi frente a edificios en una calle en Colombia. Las mujeres jóvenes aparecen en primer plano.
Miembros del Equipo de Operaciones de Akorbi en Colombia.
Diversity & Inclusion
March 29, 2021

Donde la compasión no conoce fronteras, una empresa prospera

Lo que comenzó para Claudia Mirza, nacida en Colombia, como un trabajo de traductora voluntaria en un hipódromo se transformó en una empresa global de servicios lingüísticos, con la ayuda de un equipo bancario liderado por mujeres.

Editor’s note: An English-language version of this story is also available.

Después del estallido de la burbuja de las empresas punto com en 2002, Claudia Mirza terminó buscando trabajo en un mercado laboral desafiante. Despedida de una gran compañía de telecomunicaciones donde trabajaba como analista de negocios, fue a trabajar con su padre, Héctor, quien entrenaba caballos en un hipódromo en San Antonio.

“Es increíble. Siempre se puede encontrar una oportunidad, incluso en los lugares más inesperados”, dijo Mirza. Ahora es Directora Ejecutiva (CEO) de Akorbi, una empresa global que ofrece soluciones multilingües para empresas y que fue reconocida como una de las empresas lideradas por mujeres y propiedad de estas de más rápido crecimiento (en inglés) durante la Conferencia Anual de la Women Presidents’ Organization en 2020.

Una mujer con una blusa negra de cuello alto mira a la cámara.
Claudia Mirza

Mientras trabajaba en el hipódromo —donde las personas no hablaban inglés o lo hablaban poco—, Mirza, que es originaria de Colombia, experimentó algunas revelaciones.

En primer lugar, empezó a notar la importancia de los documentos bien traducidos.

“Hay muchas situaciones en las que las personas deben poder comprender los materiales relacionados con sus trabajos con todo detalle”, dijo. “Algunas de las personas en el hipódromo no podían leer muy bien en sus lenguas nativas. Necesitaban entender información fundamental, necesaria para su propia seguridad: por ejemplo, cómo mezclar productos químicos para cuidar a los animales, o incluso cómo encontrar las salidas de emergencia”.

Las personas comenzaron a prestar atención a Mirza y a la compasión que tenía por los trabajadores agrícolas en el hipódromo. Cuando una traductora de la organización sin fines de lucro que apoyaba a los empleados del hipódromo tuvo que cancelar sus servicios en el último minuto, la traductora recomendó que Mirza tomara su lugar.

“Hay muchas situaciones en las que las personas deben poder comprender los materiales relacionados con sus trabajos con todo detalle. Algunas de las personas en el hipódromo no podían leer muy bien en sus lenguas nativas. Necesitaban entender información fundamental, necesaria para su propia seguridad: por ejemplo, cómo mezclar productos químicos para cuidar a los animales, o incluso cómo encontrar las salidas de emergencia”. — Claudia Mirza
Tres fotos en un tríptico muestran a una mujer acariciando un caballo marrón; a dos hombres mirando documentación mientras una mujer también la revisa; y a una mujer con una blusa negra y gafas parada al lado de un hombre más alto, con una camisa formal de color azul y una chaqueta gris.
Orígenes de Akorbi: El trabajo de Mirza con su padre en un hipódromo dio lugar a su trabajo como traductora voluntaria y, finalmente, a la fundación de Akorbi, junto con su esposo en aquel entonces, Azam Mirza.

Con dos títulos de negocios, Mirza se ofreció como voluntaria para cada vez más proyectos de traducción de otras organizaciones sin fines de lucro locales y comenzó a crear una cartera de clientes. Motivada por su pasión por ayudar a la gente y su profundo conocimiento del mercado, ella fundó Akorbi, junto con su esposo en aquel entonces, Azam Mirza.

Pusieron en marcha la empresa en su casa, en Dallas. En pocos meses, Akorbi había ganado $13,000 en ventas.

“Respecto a dónde me encontraba como profesional, la mejor opción en mi caso era poner en marcha una empresa”, señaló Mirza. “De repente, estaba haciendo algo que, para mí, era más grande que los proyectos que me ofrecían”.

Pronto, comenzó un flujo de contratos. Uno con Dallas Area Rapid Transit permitió a Akorbi arrendar su primer espacio de oficinas oficial. La empresa que comenzó con un enfoque en la traducción al español ahora ofrece soluciones empresariales que pueden personalizarse e incluyen localización, interpretación en cualquier método, soluciones para la fuerza laboral y centros de contacto multilingües con capacidades de externalización de procesos empresariales, en 170 idiomas. Además, Akorbi ha sido nombrada el proveedor de servicios lingüísticos propiedad de mujeres más grande en Estados Unidos (en inglés) por dos años consecutivos.

Los lingüistas de Akorbi pueden apoyar sesiones de interpretación para el servicio al cliente, mesas de ayuda técnica, contabilidad, administración de proyectos y más desde sucursales ubicadas en EE. UU., que incluyen Dallas y Tucson, Arizona, así como a nivel internacional en América Latina, incluida Colombia, y en Europa, India y África. La compañía ofrece una amplia variedad de soluciones multilingües e integradas para empresas en el sector de la atención médica, para las que crean servicios personalizables a nivel empresarial que satisfacen los estrictos requisitos de cumplimiento.

“Respecto a dónde me encontraba como profesional, la mejor opción en mi caso era poner en marcha una empresa. De repente, estaba haciendo algo que, para mí, era más grande que los proyectos que me ofrecían”. — Claudia Mirza
Tres imágenes en un tríptico muestran a hombres y mujeres parados juntos frente a una pared o ventana de cristal, detrás de la cual hay un gran letrero de Akorbi; a dos mujeres conversando mientras miran un documento grande; y a un grupo grande de personas, en África, posando para una foto en una escalera.
Akorbi, con múltiples sucursales en todo el mundo, ofrece soluciones multilingües para empresas y ha sido reconocida como una de las empresas lideradas por mujeres y propiedad de estas de más rápido crecimiento.

El apoyo de Wells Fargo ha sido especialmente útil ya que la empresa experimentó un rápido crecimiento, agregó Mirza. Además, ella es miembro de la Women Presidents’ Organization, que es patrocinada por Wells Fargo y ofrece capacitación empresarial avanzada para líderes como Mirza.

A medida que Akorbi continuaba su trayectoria de crecimiento, la relación que comenzó con el grupo heredado de Business Banking de Wells Fargo se trasladó a Commercial Banking. El grupo trabajó mano a mano con la Gerente de Relaciones de Capital Finance, Jacquelyn P. Morgan, para asegurar que el banco ofreciera el equilibrio adecuado de flexibilidad y capacidad de financiamiento a fin de apoyar el crecimiento continuo de la compañía.

Jacquelyn Morgan y Cynthia Nwaubani
Jacquelyn Morgan y Cynthia Nwaubani

“Ha sido muy inspirador trabajar con los Mirza a medida que Akorbi expande su alcance global, mientras ofrece de manera constante servicios de alta calidad y de alta demanda para satisfacer las necesidades de sus numerosos clientes corporativos”, dijo Cynthia Nwaubani, Gerente de Relaciones de los Mirza dentro de Commercial Banking.

Morgan añadió: “Cynthia y yo representamos a Wells Fargo como un equipo de relaciones con clientes dirigido por mujeres, y es fantástico ver cómo esta empresa liderada por una mujer se expande a nivel global y de manera inteligente. Ya sea por medio de conversaciones o de las decisiones empresariales que toman, está claro que se preocupan profundamente por sus clientes y empleados por igual”. 

El equipo directivo de Akorbi es multicultural y equilibrado en cuanto al género, lo que refleja el reconocimiento que tiene Mirza por todas las culturas y personas que están en diferentes etapas de sus vidas y carreras. Como madre de dos hijos, a Mirza siempre le ha apasionado crear empleos para las madres trabajadoras.

“Ha sido un recorrido extraordinario”, dijo Mirza, al reflexionar sobre sus humildes comienzos en un barrio pobre de Colombia y su posición actual como colíder de una compañía global. “Pero es simplemente un relato de éxito estadounidense. Y una de las cosas más bellas sobre Estados Unidos es la idea de una sociedad inclusiva, donde demostramos empatía y queremos ayudarnos mutuamente”.

“Ha sido un recorrido extraordinario. Pero es simplemente un relato de éxito estadounidense. Y una de las cosas más bellas sobre Estados Unidos es la idea de una sociedad inclusiva, donde demostramos empatía y queremos ayudarnos mutuamente”. — Claudia Mirza
Topics:
outbrain