Español
Voluntarios con chalecos reflectantes anaranjados y blancos cargan a los automóviles cajas de alimentos desde un toldo rojo de Wells Fargo en el campus de la compañía en Fremont, California.
Voluntarios con chalecos reflectantes anaranjados y amarillos cargan a los automóviles cajas de alimentos desde un toldo rojo de Wells Fargo en el campus de la compañía en Fremont, California.
Volunteering & Giving
July 27, 2020

Comidas móviles: Wells Fargo y Feeding America presentan el programa del Autobanco de Comida

Los estacionamientos de Wells Fargo se convierten en centros de distribución de alimentos móviles este verano a medida que la compañía une esfuerzos con los bancos de comida locales durante la pandemia de la COVID-19.

Editor's note: An English-language version of this story is also available.

Una técnica de un laboratorio dental visitó una sucursal bancaria de Wells Fargo en Mesa, Arizona, el 8 de julio, pero no por sus servicios financieros, puesto que la sucursal ya había cerrado ese día.

Con un horario de trabajo reducido, sintió el impacto de la pandemia en su presupuesto, por lo que se detuvo para obtener una caja de alimentos frescos proporcionados por voluntarios de United Food Bank (en inglés).

“No lo podía creer”, declaró la cliente a propósito de las naranjas frescas, las nectarinas, las papas y otros alimentos que encontró en la caja. “Hoy en día, los alimentos son costosos, y esta es una verdadera ayuda. Hay muchas personas a las que les viene bien una mano amiga”.

Voluntario de United Food Bank con sombrero blanco y camiseta roja mira las bolsas de naranjas, manzanas, papas y otros alimentos colocados sobre cajas de cartón.
Un voluntario de United Food Bank en Mesa, Arizona, se prepara para otra entrega del Autobanco de Comida de Wells Fargo.
“No lo podía creer. Hoy en día, los alimentos son costosos, y esta es una verdadera ayuda. Hay muchas personas a las que les viene bien una mano amiga”. — Cliente del banco de comida

La distribución es parte del nuevo programa del Autobanco de Comida de Wells Fargo con Feeding America (en inglés). Desde julio hasta mediados de septiembre, Wells Fargo une esfuerzos con los bancos de comida locales miembros de Feeding America y con sus voluntarios para distribuir alimentos en sus comunidades. Por precaución, las actividades de voluntariado organizadas por Wells Fargo continúan suspendidas hasta nuevo aviso.

El programa se propone ayudar a ofrecer más de 50 millones de comidas* en respuesta a la creciente demanda de alimentos y contribuir al apoyo de Wells Fargo a sus clientes, empleados y comunidades durante la COVID-19. (Consulte https://welcome.wf.com/es/foodbank/ para ver la lista completa de los bancos de comida locales participantes).

En la primera semana del programa, los Autobancos de Comida de Wells Fargo en San Antonio; Mesa, Arizona; y Fremont, California, recibieron a 870 familias y distribuyeron 55,801 libras de alimentos, o 46,500 comidas de acuerdo con la estimación del Departamento de Agricultura de EE. UU. de 1.2 libras de alimentos para una comida promedio.

Según un reciente análisis de Feeding America, aproximadamente 1 de cada 6 personas (en inglés) podría experimentar inseguridad alimentaria en 2020 como resultado de la pandemia de la COVID-19, un aumento del 46% en comparación con el año 2018. En respuesta a la creciente necesidad, la red de bancos de comida de Feeding America estimó que un promedio de apenas por debajo del 30% de las personas que reciben comida obtienen ayuda alimentaria de caridad por primera vez.

Esa cifra es aún mayor en San Antonio. De acuerdo con la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de la Oficina del Censo de EE. UU. de 2019, San Antonio tiene la tasa de pobreza más alta de las principales 25 áreas metropolitanas importantes, y el 15,4% de la población vive bajo la línea de pobreza.

Michael G. Guerra, Director de Recursos para el Banco de Comida de San Antonio (en inglés), afirmó que el 50% de las personas que buscan ayuda en el banco de comida lo hacen por primera vez. Señaló que 345 automóviles acudieron al primer evento del Autobanco de Comida de Wells Fargo realizado el 7 de julio en el campus Wiseman de la compañía. Muchos conductores hicieron filas durante horas antes del comienzo oficial después de haberse registrado previamente por Internet en el banco de comida.

“En general, se piensa que no hay pobreza en la zona noroeste de San Antonio, pero nosotros sabemos que sí hay”, declaró Guerra, y remarcó que el programa del Autobanco de Comida de Wells Fargo se basa en la relación de más de 25 años de la organización sin fines de lucro con Wells Fargo y de las múltiples iniciativas por combatir el hambre.

Varias docenas de panes en una caja grande de cartón
Panes listos para que los voluntarios de United Food Bank los entreguen en el autobanco de la sucursal bancaria de Wells Fargo en Mesa, Arizona.

“Este campus nos brinda acceso a las familias que viven al límite de la pobreza o a aquellas que se quedaron sin trabajo debido a la COVID-19”, agregó. “Quizás vivían en el noroeste de San Antonio cuando podían pagarlo y tenían un empleo, pero ahora no tienen trabajo y necesitan los servicios del banco de comida”.

Antes de la COVID-19, más de 4,300 empleados de Wells Fargo trabajaban en los 10 edificios en Wiseman para 12 tipos de actividades comerciales diferentes de la compañía. Alrededor del 75% ahora hace el mismo trabajo en sus casas, ya que Wells Fargo modificó sus lugares de trabajo para respetar el distanciamiento social.

Como líder de propiedades de uso comercial de Corporate Properties Group de Wells Fargo, Bruce Kimbrew supervisa 6,000 propiedades, incluidas sucursales bancarias y oficinas de atención especializada.

Cuando se enteró del programa del Autobanco de Comida, Kimbrew se sumó para ayudar a la compañía a convertir los estacionamientos no utilizados en Wiseman y otros lugares en centros de distribución de alimentos móviles.

Consultó a los gerentes de propiedades regionales, funcionarios de Community Relations (Relaciones con la Comunidad) y líderes de bancos de comida locales miembros de Feeding America, y analizó los datos demográficos para seleccionar los lugares.


 


A fin de calificar para ser tenido en cuenta, Kimbrew manifestó que cada sucursal u oficina de Wells Fargo debía tener una entrada y una salida separadas, una superficie de estacionamiento lo suficientemente grande como para dar cabida a tráileres de 53 pies, suficientes voluntarios para atender hasta 500 automóviles en un período de dos horas y espacio suficiente para permitir que los voluntarios del banco de comida cargaran los automóviles a una distancia social segura.

“Enviamos la notificación a casi todo nuestro equipo de administración de propiedades, y ellos analizaron sus portafolios y sucursales u oficinas”, señaló Kimbrew. “En muchos mercados, teníamos varios lugares entre los cuales los bancos de comida miembros de Feeding America podían elegir”.

Un voluntario con mascarilla que tiene un chaleco de seguridad anaranjado y blanco carga una caja de productos con la etiqueta del “Farmers to Families Food Box Program” (Programa de Cajas de Alimentos de los Agricultores para las Familias).
Los productos frescos entregados en Fremont, California, provienen de un programa del Departamento de Agricultura de EE. UU. por medio del cual los agricultores venden alimentos, previamente destinados a restaurantes, a distribuidores que los derivan a bancos de comida para compartirlos en sus comunidades.
“Me alegra que Wells Fargo haya hecho esto. La necesidad está aumentando, pero también hay comida disponible; por lo tanto, al trabajar en conjunto, debemos asegurarnos de que les llegue a las personas que la necesitan”. — Kellie Barron, Tri-City Volunteers

“Cuando me comuniqué con estos gerentes o los directores regionales de propiedades para consultarles sobre la disponibilidad de propiedades para este programa, recibí mucho entusiasmo”, afirmó. “Les motiva que nos preocupen tanto las comunidades a las que prestamos servicios hasta el punto de ofrecer nuestras propiedades para ayudar a las personas necesitadas, y se han sumado para colaborar”.

Taylor Johnson, Director Ejecutivo de Tri-City Volunteers Inc. (en inglés) en Fremont, California, está operando un Autobanco de Comida de Wells Fargo en conjunto con el Banco de Comida Comunitario del Condado de Alameda. Señaló que ahora reciben hasta 500 automóviles por día en su despensa de alimentos tradicional, y alrededor de 800 más por semana a través de 22 despensas móviles.

“La necesidad ha aumentado mucho”, manifestó Johnson. “Solían visitarnos 200 personas, y ahora 500 [personas] por día conducen a nuestro mercado, a nuestro edificio”. Incluso antes de la COVID-19, la demanda de alimentos ya estaba creciendo debido a los disparados costos de vida y de arrendamiento, pero la pandemia ha aumentado el impacto. Millones de personas han perdido sus empleos y ahora también necesitan alimentos”.

Kellie Barron, que administra el programa del banco de comida móvil de Tri-City Volunteers, indicó que el Autobanco de Comida de Wells Fargo en Fremont ofrece una manera más de llegar a las familias con niños.

“Cuando abrimos el 10 de julio, atendimos a alrededor de 300 automóviles, y prevemos que a lo largo de las próximas siete semanas ese número siga aumentando”, agregó. “La necesidad es muy grande, en especial para las familias con niños durante el verano. Quizás sus padres han perdido el empleo o no pueden regresar a trabajar porque tienen que cuidar a sus hijos, y no pueden recurrir a las escuelas para recibir alimentos”.

“Me alegra que Wells Fargo haya hecho esto”, señaló Barron. “La necesidad está aumentando, pero también hay comida disponible; por lo tanto, al trabajar en conjunto, debemos asegurarnos de que les llegue a las personas que la necesitan”.

Wells Fargo responde a la COVID-19 imagen del banner

Estamos tomando medidas todos los días para apoyar a nuestros empleados, clientes y comunidades durante estos momentos difíciles. Lea sobre qué medidas estamos tomando, cómo estamos ayudando a las pequeñas empresas, cómo realizar operaciones bancarias desde la seguridad de su casa y más. Explore la serie >


*Sobre la base de los alimentos distribuidos en los eventos de los Autobancos de Comida de Wells Fargo y las contribuciones financieras a los bancos de comida miembros de la red de Feeding America del 20 de julio al 31 de octubre de 2020. $1 ayuda a proporcionar por lo menos 10 comidas garantizadas por Feeding America en nombre de los bancos de comida locales miembros de la organización.

Topics:
outbrain