Español
Greg Dulan aparece de pie afuera, con los brazos cruzados, y mira hacia el costado. Detrás de él hay dos camiones de comida con la palabra “Dulanville” y fotos de comida en el costado.
Greg Dulan, propietario de Dulan’s Soul Food Restaurant, es uno de los muchos empresarios en California que han recibido apoyo del Open for Business Fund (Fondo “Abiertos al Público”) de Wells Fargo. Foto: Jim Krantz
Greg Dulan aparece de pie afuera, con los brazos cruzados, y mira hacia el costado. Detrás de él hay dos camiones de comida con la palabra “Dulanville” y fotos de comida en el costado.
Greg Dulan, propietario de Dulan’s Soul Food Restaurant, es uno de los muchos empresarios en California que han recibido apoyo del Open for Business Fund (Fondo “Abiertos al Público”) de Wells Fargo. Foto: Jim Krantz
Small Business
May 18, 2021

Ayudamos a los propietarios de pequeñas empresas en California a darle la vuelta a la situación durante la pandemia

A través de su Open for Business Fund y el Programa de protección de pago, Wells Fargo continúa apoyando a las pequeñas empresas en California con el capital y los recursos que necesitan para darle la vuelta a la situación y que permanezcan abiertas, día tras día.

Editor’s note: An English-language version of this story is also available.

Nota del editor: Una versión de este relato también apareció en la campaña “Le dimos la vuelta juntos”.

Los últimos 12 meses han demostrado la resiliencia y la determinación de 30 millones de pequeñas empresas en todo el territorio de EE. UU., a medida que le dan la vuelta a la situación y permanecen abiertas, día tras día. Wells Fargo reconoce la importancia de las pequeñas empresas en Estados Unidos —para las comunidades locales y la economía nacional en general—. La compañía continúa proporcionándoles acceso al capital y los recursos que necesitan para superar las consecuencias económicas de la pandemia de la COVID-19.

Wells Fargo creó el Open for Business Fund (Fondo “Abiertos al Público”) en julio de 2020, al donar aproximadamente $420 millones para ayudar a las pequeñas empresas con la recuperación y reconstrucción. El Open for Business Fund apoya a Instituciones Financieras para el Desarrollo Comunitario —o CDFI, por sus siglas en inglés— y a otras organizaciones sin fines de lucro que brindan el capital, la asistencia técnica y los programas de resiliencia a largo plazo necesarios para las pequeñas empresas, cuyos propietarios incluyen personas de grupos étnicos y raciales diversos, y se han visto afectados por la pandemia de manera desproporcionada.

En California, Wells Fargo ha otorgado alrededor de $5,000 millones en préstamos del Programa de protección de pago (en inglés), o PPP, por sus siglas en inglés, a pequeñas empresas que representan casi 582,911 empleos. Hasta el 14 de abril de 2021, más del 85% de estos préstamos se han destinado a empresas con menos de 10 empleados. La compañía apoyó a muchas otras pequeñas empresas a través del financiamiento por medio de subvenciones a organizaciones sin fines de lucro con sede en California, como parte del Open for Business. A continuación, incluimos solo algunas de las pequeñas empresas con sede en Los Angeles que formaron parte del alcance de Wells Fargo, a través de estos programas.

yellow horizontal line rule

Crear un “mundo virtual de la danza” durante una crisis

Después de que una subvención le permitió a Debbie Allen ser la primera estudiante negra en la Houston Ballet Foundation, con lo que logró una exitosa carrera como productora, directora, coreógrafa, autora, bailarina y actriz, ella creó la Debbie Allen Dance Academy (en inglés) para marcar la diferencia.

Debbie Allen de pie al frente de jóvenes bailarinas mientras levantan sus brazos a los lados y miran hacia el costado.
Debbie Allen dice que un préstamo del Programa de protección de pago ha ayudado a su academia de danza sin fines de lucro a cubrir la nómina y los salarios, así como organizar un Intensivo Virtual de Verano.

La organización sin fines de lucro ofrece un plan de estudios de danza integral a estudiantes a partir de los 4 años de edad y proporciona becas para al menos el 70% de sus estudiantes. Además, ofrece demostraciones y programas gratuitos de servicio comunitario para adultos mayores, pacientes con cáncer y sobrevivientes de la enfermedad, víctimas de violencia doméstica y otros en todo el mundo. Pero depende de donaciones, dijo Allen.

Cuando comenzó la pandemia de la COVID-19, la organización sin fines de lucro no pudo ofrecer sus programas o conciertos, y hubo inquietudes sobre el pago de las cuentas y los salarios. El personal de la academia de danza solicitó un préstamo del Programa de protección de pago a través de Wells Fargo, donde la organización sin fines de lucro ha realizado sus operaciones bancarias durante más de una década. Se aprobó el préstamo de $172,500, lo que ayudó a la organización a cubrir la nómina y los salarios, y a organizar un Intensivo Virtual de Verano, convirtiéndose en un “mundo virtual de la danza”, dijo Allen. El préstamo también permitió a estudiantes de todo el mundo asistir a programas de danza y entrenar desde sus hogares.

“Valió tanto la pena cada momento que llevó obtener la aprobación y conseguir un préstamo de este tipo en un momento de crisis”, dijo Allen. “De no haberlo tenido, no creo que hubiéramos podido tener éxito este verano, así que fue una bendición. Agradezco muchísimo a Wells Fargo por el apoyo y la ayuda”.

Yellow horizontal rule

Combinar recursos para proporcionar comidas a las personas necesitadas

Mientras trabajaba en el restaurante de su familia cuando era niño, Greg Dulan se dio cuenta de su pasión por la comida y la comunidad. Asistió a la Universidad Howard en Washington, D.C. para estudiar negocios y regresó a su ciudad natal de Los Angeles con la idea de trabajar en la empresa de restaurantes familiar. Dos años más tarde, decidió abrir su propio restaurante en Crenshaw Boulevard. Así, hace más de 30 años, nació Dulan's Soul Food Restaurant (en inglés).

Dulan y su socio comercial habían abierto Hotville Chicken, que se especializa en pollo picante al estilo de Nashville, justo antes de la pandemia. Cuando comenzó la pandemia, las ventas de ambos restaurantes cayeron un 70%, pero Dulan combinó los recursos de Dulan's Soul Food Restaurant y Hotville Chicken para proporcionar comidas. Incluso trabajó con un concejal local y el alcalde de Los Angeles para proporcionar comidas a las personas mayores necesitadas en su comunidad.

Como parte de World Central Kitchen y con sus habilidades y experiencia sirviendo almuerzos escolares como proveedor de catering, Dulan fue capaz de cambiar de dirección y proporcionar comidas a los trabajadores de primera línea y a las personas en refugios, iglesias, y a otros necesitados.

Como uno de los primeros beneficiarios del préstamo de People of Color Business Elevation Fund (Fondo para Elevar las Empresas de Personas de Color) de Pacific Coast Regional Corporation (en inglés), que cuenta con el apoyo del Open for Business Fund de Wells Fargo, Dulan recibió financiamiento para un segundo camión de comida y apoyo para mantener sus empresas en marcha. Dulan ha usado ambos camiones para eventos al aire libre y para proporcionar comida a las personas en la comunidad. En una ocasión, la empresa distribuyó más de 1,500 comidas a familias necesitadas en una sola noche.

“Durante ese tiempo, no se trataba solo del dinero”, señaló Dulan. “Se trataba de ofrecer un servicio a nuestra ciudad”.

yellow horizontal line rule

Los 3 Pollos sigue satisfaciendo paladares en medio de la pandemia

Efraín Mejorada Jr. y su familia les dan crédito a la orientación y al asesoramiento financieros que les brindó el Representante Bancario de Wells Fargo, Mario Murillo, para ayudar a poner en marcha su primer restaurante mexicano, Los 3 Pollos (en inglés), en 2009; hacer crecer el concepto a tres restaurantes en California; y agregar la tecnología de procesamiento de pagos, administración del flujo de efectivo y otras formas de apoyo para que Los 3 Pollos siga adelante en medio de la COVID-19.

Efraín y Susana Mejorada aparecen sentados en una mesa en un restaurante. Sus tres hijos y el representante bancario de la familia están de pie detrás de ellos.
Efraín Mejorada Sr., Susana Yáñez y sus hijos (de izquierda a derecha) Hermes Mejorada, Emmanuel y Efraín Jr. dirigen el grupo de restaurantes Los 3 Pollos, con la ayuda del Especialista Sénior en Banca de Wells Fargo para Empresas, Mario Murillo (en el fondo). Foto: Jim Krantz

“Mario ha sido esa persona y Wells Fargo, ese banco para nosotros”, dijo Mejorada Jr., que dirige el restaurante en Gardena. “Es más que simplemente una actividad comercial. Somos familia. Sin él, no hubiéramos podido llegar hasta este punto”.

Ya sea que se trate de obtener cambio para uno de sus restaurantes con la escasez de monedas, de crear cuentas de tarjeta de crédito para cada restaurante a fin de pagar a los proveedores o de enseñar cómo la última tecnología digital puede hacer crecer su empresa, Murillo ofrece soluciones, dijo Efraín Mejorada Sr.

“Sé que me brindará buen servicio al cliente y orientación, y no me venderá algo que no necesito”, dijo Mejorada Sr.

Mejorada Sr. se enorgullece de sus tres hijos, cada uno de los cuales dirige uno de los restaurantes, y de la empresa familiar. Cree que Los 3 Pollos resurgirá de la pandemia más fuerte que nunca. Aunque la COVID-19 ha reducido las ganancias y ha requerido cambios en la cocina y otras operaciones por razones de seguridad, Mejorada Jr. dijo que la pandemia no ha afectado la perspectiva de Los 3 Pollos como una de las aproximadamente 5 millones de empresas propiedad de latinos en EE. UU., según la cuarta encuesta anual de empresarios latinos de la Stanford Latino Entrepreneurship Initiative.

“Para mí, la familia es lo más importante, y siempre he querido enorgullecer a mis padres”, indicó Mejorada Jr. “Mi papá nos crio para trabajar duro por lo que tenemos, soñar en grande y ser optimistas sobre nuestro futuro”.

yellow horizontal line rule

Cambiar de dirección para trabajar con clientes de todo el mundo

Kasey Phillips creció con una pasión por la música caribeña. Después de montar su primer estudio de grabación en su país natal, Trinidad y Tobago, buscó una nueva oportunidad en Los Angeles. Sin embargo, el propietario de Precision Productions (en inglés) se enfrentó a desafíos para crear un estudio allí.

Kasey Phillips, sentado en un escritorio en un estudio de grabación, mira hacia adelante, donde está la pantalla de una computadora.
Kasey Phillips, propietario de Precision Productions, recibió el apoyo de Pacific Coast Regional Corporation y una subvención del Open for Business Fund (Fondo “Abiertos al Público”) de Wells Fargo para ayudar con sus cuentas y nómina, y cambiar la dirección de su empresa a un estudio de formato híbrido de grabación tanto en persona como digital. Foto: Jim Krantz

Después de cinco años de desarrollo del negocio, Phillips estaba listo para comenzar a poner en marcha Crystal Room Studio cuando golpeó la pandemia de la COVID-19. “Arruinó nuestro financiamiento, ya que las proyecciones empresariales se basaron en planes prepandémicos”, dijo.

Debido a las restricciones pandémicas, la construcción del estudio se retrasó, ya que era difícil encontrar un contratista que pudiera comprometerse a un plazo establecido. La llegada de equipos y otras herramientas también se vio afectada por la pausa global en la fabricación y el comercio.

Afortunadamente, Phillips se enteró acerca de una oportunidad para solicitar un préstamo para pequeñas empresas de Pacific Coast Regional Corporation. Gracias a una subvención del Open for Business Fund de Wells Fargo, Pacific Coast Regional Corporation pudo ayudar a Phillips con sus cuentas y nómina.

En estos momentos tumultuosos, Phillips nunca se dio por vencido y cambió la dirección de su empresa: de ser únicamente un estudio para arrendamiento pasó a ser un estudio de formato híbrido de grabación tanto en persona como digital, lo que le permitió optimizar las revisiones de los clientes y tener una colaboración continua. Ahora trabaja con clientes de todo el mundo para mezclar, editar y masterizar música.

Phillips cree que poco a poco comenzará a ver el crecimiento de su empresa al tomar las precauciones de seguridad adecuadas y ofrecer el arrendamiento en persona de su estudio y oportunidades de grabación digital.

“Estoy agradecido a Wells Fargo y a PCR por su apoyo”, dijo Phillips.

Una mujer sonríe frente a una ventana mientras sostiene un letrero que dice: Come in. We're open. (Adelante. Estamos abiertos). Junto a ella, hay una caja roja con letras blancas que dice: Ayuda para que los empresarios sigan “abiertos al público”.

Si usted es propietario(a) de una pequeña empresa que busca apoyo, visite el Small Business Resource Center (Centro de Recursos para las Pequeñas Empresas) (en inglés) o explore esta lista de beneficiarios de subvenciones del Open for Business Fund (Fondo “Abiertos al Público”) (PDF) para encontrar organizaciones sin fines de lucro que ayudan a las pequeñas empresas.

Topics:
outbrain